SCEP impulsa firma electrónica para agilizar procesos

0
426
La presentación de la firma electrónica se realizó en las instalaciones de la SCEP./Foto: SCEP

La Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia (SCEP) se convirtió en la primera en implementar la firma electrónica

Ciudad de Guatemala, 29 jul (AGN).- La Secretaría de Coordinación Ejecutiva de la Presidencia (SCEP) implementó hoy la firma electrónica, con el fin de fortalecer los procesos administrativos y agilizar la atención a la población.

“Estamos muy contentos de que somos la primera secretaría del Gobierno que se adhiere a la herramienta de la firma electrónica. Nos da la oportunidad de ser más eficientes y eficaces en el desarrollo de las actividades y nos pone a la vanguardia de la modernización tecnológica”, expresó Camilo Dedet, titular de la institución. 

El funcionario destacó que con esta herramienta tecnológica, además de agilizar los procesos de atención, se fortalece el sistema de:

  • modernización
  • certeza jurídica
  • ayuda en la protección del medio ambiente

El proceso para la implementación de la firma electrónica duró al menos ocho semanas y se contó con el apoyo y aprobación del Ministerio de Economía.

“Por medio de un certificado digital, esta herramienta equivale a una firma manuscrita para validar el contenido de un mensaje electrónico, dando certeza y seguridad jurídica a los documentos”, puntualizó.

Estas acciones permiten volver el trabajo de la administración pública más eficaz y eficiente, contribuyendo con el medio ambiente, automatizando los procesos y dando certeza jurídica.

La firma electrónica

La firma electrónica está regulada por el Decreto 47-2008, que contiene la Ley para el Reconocimiento de las Comunicaciones y Firmas Electrónicas, y el Acuerdo Gubernativo Número 135-2009, que contiene su reglamento. Actualmente son cinco las instituciones que cuentan con esta herramienta.

El decreto establece su aplicación y uso a todo tipo de comunicación electrónica, transacción o acto jurídico, público o privado, nacional o internacional, y el acuerdo faculta a los órganos del Estado para realizar actos, celebrar contratos y remitir cualquier documento dentro del ámbito de su competencia, suscritos a través de una firma electrónica.

Dentro de los beneficios de la firma electrónica están el incremento de la productividad en el quehacer y en el resguardo de la información electrónica con validez legal, produciendo los mismos efectos que los realizados por escrito y en soporte de papel.

AGN bl/lc/dm

Lea también:

Gobierno presenta modelo de atención integral para personas de la tercera edad