Presidente Giammattei reitera compromiso con reordenar el Ejecutivo para garantizar beneficios a la población

0
863

Lucía Contreras/Foto: Leonel Jiménez

Ciudad de Guatemala, 4 feb (AGN).- El presidente Alejandro Giammattei reiteró hoy su compromiso con reordenar las finanzas y el funcionamiento del Ejecutivo para garantizar los servicios públicos e impulsar la lucha contra la desnutrición y corrupción.

“Nuestro gobierno va encaminado a poner orden y que ese orden implique más servicios a la población, pero tampoco pidan que en tres semanas resolvamos la degeneración que ha habido en años y que hemos permitido los guatemaltecos”, dijo el mandatario en una conferencia de prensa.

Según Giammattei, la reorganización incluye el traslado de las secretarías de la Presidencia hacia el Palacio Nacional de la Cultura, lo que permitirá un ahorro “real e inminente” en el alquiler de infraestructuras que utilizan para su funcionamiento.

Asimismo, indicó que a algunas secretarías se les disminuirá el presupuesto y la diferencia será trasladada al Fondo por la Nutrición, que será creado en las próximas semanas.

Estas acciones forman parte de la política de austeridad que implementa el Gobierno y que se concentrará en el ordenamiento de finanzas y de operatividad durante el primer trimestre del año.

Por otro lado, mencionó que se trabaja en la disolución de la Secretaría de Asuntos Administrativos y de Seguridad (SAAS), que calificó como no funcional y recordó que desde el 15 de enero se han encontrado anomalías en contratos de personal y de servicios.

“Nosotros hemos sido respetuosos y estamos pidiendo la disolución de un órgano que no sirve, que no funciona y no ha funcionado. A las pruebas me remito”, dijo el mandatario refiriéndose a la SAAS y a los procesos de investigación del Ministerio Público (MP) y de la Contraloría General de Cuentas (CGC).

Entre otras anomalías detectadas por la actual administración, Giammattei mencionó que el presupuesto del programa de Asistencia Social de la Secretaría de Obras Sociales de la Esposa del Presidente (SOSEP) gastaba más en el pago de nómina que en los productos que distribuía a la población necesitada.

“Es una maravilla de despilfarro el que tenemos en el país. Hay un programa en la SOSEP que se llama Asistencia Social. (El presupuesto era de) siete millones de quetzales para alguien que necesite una silla de ruedas, un bastón o alguna asistencia social. Lo simpático del asunto es que casi seis millones de quetzales se van en salarios”, detalló.

De igual manera, mencionó que en la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan) había 16 abogados para la institución. “¿Para qué necesita abogados la Sesan?”, inquirió.

AGN. lc/mm/dm