Ministra de Educación destaca funcionamiento de programas impulsados por suspensión de clases

0
2468
La ministra aseguró que los resultados de los programas fueron alcanzados por el trabajo realizado por toda la comunidad educativa.

A pesar de la suspensión de clases en Guatemala, el Ministerio de Educación continuó con tres programas educativos.

Lucía Contreras

Ciudad de Guatemala, 14 may (AGN).- La ministra de Educación, Claudia Ruíz, destacó hoy la labor de la cartera en la implementación de los tres programas impulsados durante la suspensión de clases por el coronavirus (que se inició el 16 de marzo en todo el país), con el propósito de apoyar a los estudiantes en su formación, alimentación y salud.

Durante una entrevista a medios oficiales, la funcionaria explicó que el Ministerio de Educación (Mineduc) ha impulsado los programas Aprendo en Casa, Alimentación Escolar y el de Seguro Médico Escolar.

Recientemente se lanzó el Seguro Escolar, ¿cuál es el objetivo de este programa?

Con relación al seguro escolar, es necesario mencionar que el señor Presidente siempre ha estado interesado en que se les brinde un servicio a los niños que les permita garantizar su salud y que, además, sea un atractivo para que permanezcan en la escuela. Para gozar de este programa, el requisito indispensable es que el niño esté inscrito en una escuela pública para que tenga acceso a médicos, centros asistenciales y clínicas.

Respecto a la entrega de alimentos, ¿cuál es el involucramiento de la comunidad educativa?

Los maestros están más involucrados y esto logra que a nivel local tengamos más personas ejerciendo un monitoreo y control. Y para la segunda entrega, lo hemos hecho en un mejor tiempo debido a la colaboración. Durante una de las entregas encontramos que existe una armonía entre los padres de familia, directores y maestros de los centros educativos que trabajan y cooperan.

¿La estrategia Aprendo en Casa es impartida en idiomas mayas?, ya que Guatemala es un país plurilingüe.

Sí. Las herramientas principales de la estrategia son unas guías. Se diseñó una adecuación curricular y se priorizaron las competencias y las guías se imprimieron en nueve idiomas, que llegaron hasta el interior del país, pero esta guía también fue la misma que desarrollamos en la televisión y la radio, específicamente en TGW, donde precisamente trabajamos las clases en los cuatro idiomas mayas principales del país.

¿El Mineduc recibió algún apoyo para ejecutar los tres programas?

Sí, hemos recibido apoyo de Unicef y de la organización Save The Children y otras iniciativas privadas que nos han otorgado mascarillas para las escuelas que distribuyeron alimentos, así como membresías para capacitar a los docentes. Hemos recibido mucha ayuda que se ha canalizado a través de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) y el Ministerio de Finanzas Públicas.

¿Cómo está supervisando el Mineduc a los establecimientos privados?

El Mineduc emitió una circular en la que se dieron lineamientos para los centros educativos privados y entre ellos está que deben presentar su planificación mensual a la supervisión educativa y el supervisor realiza algunas observaciones, valida las actividades y procede a autorizar el plan. Eso es lo que garantiza que el colegio tenga una autorización en las actividades que está realizando. Hemos solicitado a los supervisores educativos no sobrecargar de tareas a los estudiantes porque esa fue una queja constante que tuvimos de los padres de familia porque sus hijos estaban siendo saturados de tareas.

¿Cómo diría usted que está funcionando el sistema educativo durante esta emergencia?

Estamos haciendo un gran esfuerzo que se ha percibido y nos han felicitado porque en el corto tiempo hemos dado respuestas con mucha eficiencia. Nos hemos podido comparar con otros ministerios de la región y yo creo que tenemos que sentirnos satisfechos de la respuesta de abajo hacia arriba y viceversa. Si evaluamos cómo ha sido el comportamiento, la parte de arriba ha dado directrices claras hacia dónde vamos.

La ministra Ruíz también mencionó que la experiencia le permitió al Mineduc evaluar lo aprendido para implementarlo en el futuro y no temer a los cambios que propicien un desarrollo para el sector educativo de Guatemala.

“Los niños necesitan que avancemos rápido. No podemos seguir permitiendo anclas en el sistema y tenemos que apresurarnos”, concluyó.

AGN. lc/mm/dm